Mejorar la carta de tu restaurante debe ser una prioridad para ti, pues es un elemento clave de la presentación de tu local. La carta es uno de los elementos de un restaurante en los que más se fijan los clientes. Es el primer contacto que establecen con tu negocio. Eso la convierte en una potente herramienta de comunicación y marketing. Aprende a sacar provecho a esta herramienta y comienza a atraer más clientes a tu restaurante.

Consigue una carta irresistible con estos 5 trucos

1. No caigas en la enumeración infinita de platos

Una carta con una enorme cantidad de platos denota que la comida que sirves no es fresca. Ningún establecimiento puede comprar cada día ingredientes para preparar un centenar de platos diferentes. Céntrate en unas pocas especialidades y preséntalas con absoluto cuidado del detalle.

2. La carta, mejor en papel, no recitada

Todavía existen bares y restaurantes en los que el camarero suelta una retahíla de platos, como si de un pregonero en petit comité se tratara. Esta catarata de palabras, además de parecer anticuada, hace que el comensal se sienta agobiado. Debe tomar una decisión instantánea o pasar por el trámite de pedirle al camarero que recite todo de nuevo.

Al final el cliente acaba por pedir cualquier cosa y toma una decisión precipitada. Esto no ayuda a hacer que se sienta cuidado y a gusto, que es lo que pretendemos para que los clientes vuelvan a nuestro local.

3. Cuida al detalle la presentación de tu carta

Todo el amor que pongas en la elaboración de tu carta será transmitido luego a tus comensales. Si quieres mejorar la carta de tu restaurante comienza por estructurar los platos y presentarlos de una manera bonita y agradable. Añade información sobre cada plato, como los ingredientes o productos que incluye. De esta manera causarás una mejor impresión en el cliente desde el momento que entra y se sienta en tu restaurante.

4. Evita incluir demasiadas sugerencias en la carta

Las sugerencias suelen ser platos fuera de la carta que responden a la estacionalidad o las fluctuaciones del mercado de productos alimenticios. Conviene no ofrecer demasiadas sugerencias, pues denota falta de calidad y atención a la carta principal. Además, como hemos mencionado antes, demasiadas entradas en la carta dan la impresión de producto poco fresco y cuidado.

Si quieres mejorar la carta de tu restaurante con sugerencias es mejor colocarlas en un soporte anexo. Escribirlas a mano puede causar una buena impresión, pues da la sensación de que son especialidades fugaces que no deben perderse y que incluyen productos de temporada.

5. Saca todo el provecho a tu carta

Puedes mejorar la carta de tu restaurante si la usas como herramienta de engagement. Imprime un mensaje en el reverso de tu carta incitando a fotografiar los platos. Anima a los comensales a compartir las fotos en las redes sociales. Ofréceles un descuento en su próxima visita. De esta manera, ellos mismos ayudan a solidificar tu presencia online y se sienten unidos a tu negocio.

 

Las posibilidades de una carta son prácticamente infinitas, si sabes cómo aprovecharlas. Recuerda la célebre frase de Oscar Wilde “no hay una segunda oportunidad para causar una buena impresión“.