¿Sabes que es posible aumentar los ingresos de tu restaurante haciendo solamente un cambio? ¿Buscas crear un efecto sorprendente en los clientes y que éstos realicen más compras compulsivas? ¿Estás pensando en innovar en tu restaurante? Entonces es el momento perfecto para sustituir tu menú de papel por una carta digital. Diferénciate de tu competencia y crea valor para el cliente gracias a un solo elemento nuevo en tu local.

1. Ahorra tiempo y dinero con una carta digital

La carta digital es una de las herramientas más versátiles que puedes usar en tu negocio. Gracias a ella ya no tendrás que reimprimir cartas cada vez que hagas un cambio, ni será necesario añadir o tachar platos a mano. Una imagen profesional al alcance de tu mano que además te ayuda a adaptar tu oferta a la demanda.

2. Llama la atención del cliente y destaca tus puntos fuertes

En la sociedad del siglo XXI el texto ya no es suficiente. Los clientes requieren movimiento, imágenes y vídeos. La carta digital se presenta en carteles digitales, móviles, tablets y ordenadores al alcance de los comensales. El movimiento y las imágenes de los deliciosos platos cautivan a los clientes y aumentan las posibilidades de que éstos pidan de manera impulsiva.

3. Facilita la digestión, comenzando por la carta

Las cartas tradicionales representan bloques de texto y números que dificultan el proceso de decisión. Para remediarlo, la carta digital nos permite desmenuzar la información y presentar los productos de manera individual y atractiva. Si además el cliente puede ver fotos de cada plato por separado aumentan las probabilidades de que le apetezca y lo pida.

6 razones para cambiar tu carta de papel por una carta digital

4. Agilizar los procesos ayuda a una mayor rotación de mesas.

Colocar tu nueva carta digital en carteles cerca de la entrada te permitirá agilizar los procesos a la vez que ofreces comodidad a tus clientes. Si ellos pueden ver lo que ofreces desde la entrada comenzarán a decidir antes de sentarse o de pedir. La carta digital también permite procesar los pedidos desde cada mesa, rebajando sustancialmente los tiempos de espera. De esta manera podrás rotar las mesas con agilidad y aumentar los beneficios al final de la jornada.

5. Aprovecha los momentos rentables

Cada negocio de hostelería tiene momentos pico de afluencia y aprovecharlos de la mejor manera es una forma de asegurarse los beneficios. La carta digital nos permite lanzar ofertas especiales para temporadas festivas o aprovechar las horas del día de mayor afluencia. Gracias a la tecnología incluso podemos diseñar un menú diferente para el desayuno, la comida y la cena, sacando el máximo provecho de los productos frescos con los que contamos y las tendencias de nuestros clientes.

6. Diferénciate de tu competencia mejorando la experiencia de usuario

La experiencia del cliente es la clave para que un restaurante tenga éxito. Hoy en día es crucial dejar una huella en la memoria de nuestros clientes. La carta digital es una de las mejores maneras de diferenciar nuestro local de todos los demás. Si ofrecemos una experiencia gastronómica no solo deliciosa, sino también fácil y ágil, el cliente querrá volver y disfrutar de nuevo de nuestro servicio.