La importancia de las imágenes es innegable en nuestra sociedad. El márketing del siglo XXI se apoya en las fotos y vídeos para presentar productos de manera atractiva. Y es que nuestros cerebros están programados para estar interesados en aquello que podemos evaluar ahora mismo, como una foto de un plato, en lugar de lo que nos requiere un esfuerzo, como la descripción escrita del mismo plato. Por eso la comunicación visual debería ser un elemento crucial en tu estrategia si deseas aumentar tus ventas.

Cómo puedes incrementar tus ventas en tú negocio de hostelería

¿Por qué comunicar a través de la vista?

La comunicación cuenta con una enorme ventaja sobre la comunicación escrita: la transmisión de emociones. No en vano se dice que una imagen vale más que mil palabras. Es que una imagen llega más rápido y más profundo en nuestras mentes y crea un deseo en tus clientes que tú podrás satisfacer.

Además, la comunicación visual se salta la mayoría de las barreras lingüísticas y culturales. Gracias a ella puedes comunicar ideas de una manera mucho más sencilla y directa. Esto resulta en una experiencia más satisfactoria para tus clientes, que querrán repetir contigo.

Por otra parte, la comunicación visual es mucho más que llenar tu carta de fotos de productos. Comunicar visualmente también es elegir un logo, una gama cromática y otros elementos visuales que representen la esencia de tu negocio. Hoy en día no es suficiente con ofrecer buena comida y un establecimiento limpio. También es crucial crear una experiencia de cliente única que convierta tu negocio en una marca reconocible.

¿Cómo puedes usar la comunicación visual en tu negocio?

Si quieres usar la comunicación visual en tu negocio debes establecer una serie de elementos visuales que llamen la atención del cliente y representen la esencia de tu negocio. Una de las mejores formas de comenzar es por usar una carta digital.

Usa la comunicación visual para aumentar tus ventas hoy

Una carta digital es completamente personalizable y te permite usar el logo y otros elementos distintivos de tu empresa. Gracias a ella también puedes destacar los productos que más te conviene vender y ofrecer al cliente una experiencia tan cómoda y agradable que recordará volver a visitarte y recomendarte a su círculo.

Para complementar tus esfuerzos en márketing visual, escoge los colores perfectos que transmitan las emociones que deseas despertar en tus clientes. Los colores cálidos como el rojo, el naranja o el amarillo son los que más fácilmente despierta el apetito, pues se relacionan con alimentos. El verde es un color que recuerda a la naturaleza, lo sano, lo vegetariano y lo fresco. El negro y el gris suelen ser sinónimos de elegancia, prestigio, seriedad y tradición. Y los colores pastel son normalmente percibidos como infantiles. Elige la combinación de colores que más se ajuste a tu producto y úsala en tu carta digital para aumentar tus ventas de manera exponencial.

 

¿Y tú, ya usas la comunicación visual para aumentar tus ventas y mejorar tu relación con el cliente? ¿Conoces alguna otra manera de aplicar el márketing visual en hostelería? Cuéntanos tu experiencia en un comentario y comparte tus dudas con la comunidad Innova.